Medidas de seguridad a tener en cuenta para combatir el frío en tu entorno laboral

Seguro que eres de los que se ponen calcetines calentitos cuando llega a casa en invierno (reconocemos que nosotros también).  En Mavinsa valoramos mucho el confort térmico en ambientes de trabajo donde el frío está muy presente, por eso no solo te ofrecemos las mejores botas para el frío, sino que además te ofrecemos algunos consejos para combatirlo en tu ambiente laboral.

Recomendaciones para combatir el frío

Lo primero es contar con ropa de abrigo, calzado y complementos adecuados. Ya te contamos cuáles te ofrecemos aquí. A su vez, esa ropa tiene que ser cómoda y que facilite la evaporación del sudor. También es importante proteger tus extremidades, para evitar el enfriamiento localizado. ¡Y no te olvides de sustituir la ropa húmeda!

Si trabajas en interior, mide la temperatura y la velocidad del aire para controlar las dos variables y así bajar el riesgo de estrés por frío.

Si trabajas en el exterior, es buena idea contar con ropa cortavientos para reducir el efecto de la velocidad del aire frío.

Pero en ambos casos es importante permanecer el menor tiempo posible en ambientes fríos para minimizar la pérdida de calor y programar pausas para recuperar el calor perdido.

Recuerda ingerir líquidos calientes para recuperar pérdidas de energía calorífica, pero limita el consumo de café como diurético y modificador de la circulación sanguínea. De esta manera minimizarás las pérdidas de agua y de calor.

Además, también es recomendable llevar a cabo las recomendaciones anteriores y realizar reconocimientos médicos, así podrás detectar de manera precoz trastornos vasculares y dérmicos.

¿Qué puede pasar?

Una exposición constante a ambientes fríos puede provocar estrés térmico por frío, lo que causa desde leves incomodidades hasta la hipotermia.

También pueden verse mermados el rendimiento y la capacidad laboral del trabajador, ya que el frío puede afectar a la destreza manual de los dedos y las manos, así como también del músculo del antebrazo, entorpeciendo e incluso evitando el correcto desarrollo de la tarea por parte del trabajador.

botas para ocio

Primeros auxilios

En caso de que alguno de tus compañeros se vea afectado por el frío y presente alguno de los síntomas reflejados aquí abajo, aquí te dejamos con los primeros auxilios que debes realizar.

En un caso de hipotermia se detectan los siguientes síntomas: confusión, somnolencia, debilidad, pérdida de coordinación, piel pálida y fría, disminución del ritmo respiratorio y frecuencia cardiaca junto con un temblor incontrolable. Los primeros auxilios a realizar son:

  • Proteger, avisar y socorrer (protocolo PAS)
  • Ubicar a la persona en un lugar con una temperatura adecuada y quitarle ropa mojada, cubriéndolo con mantas calientes para que recupere el calor. Si no hay un lugar cubierto al que acudir, hay que evitar el viento y usar una manta para aislarlo del frío suelo.
  • Cubrir la cabeza y cuello de la persona para ayudarle a retener el calor corporal.
  • Dar una bebida caliente y suave (sin cafeína o alcohol), siempre que esté consciente.
  • Comprobar los signos vitales de la persona y no separarse de él hasta que lleguen los servicios de emergencia o se pueda llevar a un centro médico.
  • No usar agua caliente, almohadillas eléctricas ni lámparas de calor… en definitiva, evitar el calor directo.

También pueden suceder casos de congelación de partes vulnerables como manos, pies, orejas o nariz. Uno de los primeros síntomas es una sensación de hormigueo seguida de adormecimiento, hasta llegar a la insensibilidad de la zona. En estos casos:

  • Proteger, avisar y socorrer (protocolo PAS)
  • Ubicar a la persona en un lugar con una temperatura adecuada y quitarle ropa mojada, secarlo y abrigarlo.
  • Dar una bebida caliente y suave (sin cafeína o alcohol), siempre que esté consciente.
  • Aplicar grasas secas y limpias sobre la zona congelada, separando los dedos de las manos o de los pies afectados si es el caso. Evitando también mover esas áreas lo menos posible.
  • Llevarlo cuanto antes a un centro médico para ser tratado.
  • Evitar el calor directo, no masajear el área afectada ni reventar ampollas de la piel congelada.

En ambos casos, queremos recordar que estas pautas son simplemente los primeros auxilios a tratar en el momento en que se detecten los síntomas, ya que siempre hay que llamar a los servicios de emergencia para que traten al paciente de manera correcta y eficaz.

Esperamos que estos consejos os ayuden a llevar mejor las jornadas de trabajo durante el invierno y a evitar situaciones no deseadas.

Introduce tus datos para suscribirte a nuestras ofertas

He leído y acepto los términos y condiciones

Características de nuestras botas

Noticias de Mavinsa


Ctra. Recajo, km 22,
31230 Viana (Navarra) Spain
Tel: +34 948 645 200
eMail: info@mavinsa.es